dilluns, 6 de juliol de 2009

JdRL 3 de los AdR's catalanes - El Bages 11-2007

Fracaso total de la excursión de los AdR's catalanes a la comarca del Bages
Esteve y Esther. Noviembre 2007
La JdRL (Jornada de Románico Local, "pa" quien no se acuerde) del 24-11 fue un desastre, todo salió perfecto, por lo cual es imposible explicar anécdotas, no se cayó nadie, no se perdió nadie, nadie se quedó encerrado, pudimos entrar en todas las iglesias previstas, se comió de maravilla, en resumen así no hay quien pueda explicar nada. Ah, sí, se nos olvidaba, lo más importante fue que Montse Estela perdió su bufanda.
Una veintena de Amigos del Románico y amigos de los Amigos, futuros Amigos (vaya lío de amigos…), nos encontramos casi puntualmente a la hora prevista en el pueblo de Navàs. Uno de los asistentes fue Manuel Castiñeiras conservador del MNAC de Barcelona que vino a conocer el románico rural catalán de las zonas no pirenaicas.
Allí nos encontramos también con un señor, Josep Mª Badia, que nos habían dicho sabía mucho sobre Serrateix y todo el patrimonio de la zona alrededor de Navàs, parte del Bages y parte del Berguedà. La verdad es que sabía y nos lo explicó todo muy bien. Ante el asombro de los pocos payeses que estaban por la zona, una caravana de once coches se puso en marxa.
Primero fuimos a Sant Cugat del Racó o de Salou (Bages), del s.XI, de planta de cruz griega y un estupendo cimborio o cimborrio precioso (en catalán le llamamos cimbori y así no hay problemas).

De allí nos dirigimos a Serrateix, municipio que pertenece al Berguedà, auténtico feudo de nuestro guía Josep Mª, que lo conoce como la palma de su mano o mejor.
Primero visitamos Sant Pere, antigua iglesia parroquial, hoy sede del ayuntamiento. Este edificio también del s.XI, de planta basilical, con restos de los ábsides pre-románicos del s.IX, es toda una gozada por lo bien que se ha hecho su restauración. Nosotros enviaríamos a muchos arquitectos "restauradores" de edificios para que aprendieran a hacer bien las cosas.
Luego pasamos al cercano Monasterio de Santa María, con su iglesia del s.XI, esta vez de planta de cruz latina, en la que interiormente el ábside está como nos gustan ahora las iglesias, con la piedra vista, pero el resto está disfrazado de neoclásico. Bajamos a un agujero que había servido para enterrar monjes, donde se generó el primer debate: que si era la iglesia primitiva del s.X, que si una cripta, que si un bingo clandestino.

Visitamos diversas partes del monasterio, y por si lee esto algún responsable de la Conselleria de Cultura de la Generalitat o la que le corresponda, no estaría de más que soltara un poco de pasta para que pudieran acabar de recuperar las partes que aún está en precario.

Después de contemplar el bello paisaje que se veía desde la torre, nos despedimos de nuestro estupendo guía, y seguimos solitos hacia Sant Julià de Coaner, de nuevo en el Bages, cerca de Súria. Esta última iglesia, para variar, era del s.XI, muy rural, con una curiosa forma trapezoidal para adaptarse al terreno.

Los más osados hicieron gala de sus aptitudes de escaladores y se encaramaron donde pudieron para fotografiar dos caras que había en el campanario. Por fin conseguimos arrancar de allí a los dos grupos que se formaron, casi llegando a las manos, en un segundo debate sobre si la techumbre original había sido de madera o de metacrilato, y nos fuimos a reponer fuerzas a un restaurante cercano.
Quedamos todos tan decepcionados que, el día 15 de diciembre, hemos programado otra salida, esta vez a la comarca de la Segarra, a ver si por fin falla algo y podemos hacer una crónica más divertida. Por cierto, a ver si el día 15 de diciembre hacemos foto de grupo, que el sábado 24 de noviembre se nos olvidó.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada